_DSF6578.jpg

Cuatro Esquinas

Cuatro Esquinas

Este proyecto surge a partir de la propuesta Cuál es la verdad, la cual se centró en Quibdó, la capital del Chocó en el Pacífico colombiano, con el objetivo de propiciar los talleres de asociación e investigación y responder así a las prioridades identificadas por los jóvenes del territorio: tensiones dentro / entre barrios, violencia y pandillas armadas, sentimientos de miedo y desconfianza, a través de un enfoque basado en la música y las artes.

En la última etapa de Cuál es la Verdad los investigadores se enfocaron en el acompañamiento y la asesoría a los jóvenes, con el objetivo de aterrizar un modelo de negocio para la idea de emprendimiento, a la que llamaron 4 Esquinas, fomentando las reuniones periódicas entre los participantes en las que, como grupo, pudieran poner en palabras y ordenar sus conocimientos sobre el territorio y, por tanto, sobre su público objetivo. 

 

En ese sentido, se ha dado acompañamiento a los jóvenes en el desarrollo de habilidades organizacionales para afianzar sus emprendimientos, empezando por concretar la misión de su empresa desde qué querían, cómo lo harían y, sobre todo, para qué. Estas pregunta fueron claves en el trabajo de campo que se realizó, en donde, a través de talleres y reuniones, se logró incentivar el trabajo sistemático y disciplinado para sacar la idea adelante.

Así, identificaron las principales necesidades y problemáticas de mujeres, jóvenes, niños y niñas de Quibdó, se llevaron al papel y con base en estas se definieron acciones claves para ofrecer soluciones desde 4 Esquinas. Gracias a esto pudieron establecer un cronograma basado en los objetivos que querían lograr; para esto fue fundamental el aprendizaje colectivo que tuvieron durante el proyecto, de la importancia de ser conscientes de los recursos disponibles (en tiempo, dinero y personal) y las capacidades de cada uno. De este modo, se definieron unas actividades concretas para empezar a activar cada esquina: Oshún, Yemayá, Changó y Eleguá, comenzando con los conocimientos que ellos ya tienen como comunicadores, trabajadores sociales, pedagogos y artistas. 

Un hallazgo clave de este proyecto es que los proyectos basados ​​en las artes y la música pueden ayudar a los jóvenes a construir ideas colectivas y apoyarlos en la creación de los espacios y oportunidades que identifican como deficientes.

Para conocer más sobre los antecedentes de este proyecto, puedes hacer clic aquí.