Historia Trazos de Libertad

Trazos de Libertad nació en el año 2016 por la iniciativa del exdragonante Carlos Rojas en la búsqueda de herramientas que permitan la transformación, interiorización y liberación de conflictos internos de las personas privados de la libertad del centro penitenciario de Itagüí, mediante prácticas artísticas como el dibujo, la pintura, la escultura, la literatura y el teatro. En septiembre del 2017, con recursos auto-gestionados se inauguró la primera sala de exposición dentro de un establecimiento carcelario, con la exposición "Trazos de Libertad" donde se exhibieron las obras realizadas durante este tiempo. 

Aquí puede leer el testimonio de Carlos Rojas y cómo comenzó el proyecto. 

 

En septiembre de 2019 el proyecto comenzó en la cárcel de Bellavista, bajo un enfoque inicial del arte como terapia. A través de la gestión y acompañamiento de Carlos Rojas el proyecto está funcionando con labor voluntaria en las cárceles de Itaguï y Bellavista y se ha comenzado la gestión para comenzar en Pedregal. En la cárcel de Itagüí se han desarrollado hasta el momento programas de artes plásticas, artes gráficas, música y teatro. Por su parte, en la cárcel de Bellavista se han comenzado a implementar programas de artes visuales y música. En la cárcel de Pedregal se ha adelantado la gestión para iniciar con un programa de artes visuales. Estos talleres cuentan con el apoyo voluntario de los artistas profesionales Camilo Restrepo, Ani Mejía y Federico Ortegón.

 

Como resultado de este proceso en el centro carcelario de Bellavista, en diciembre de 2019 se realizó una exposición que dio cuenta del proceso adelantado en este último centro penitenciario, en la que se presentó la posibilidad de plasmar en una pieza artística los sentimientos y vivencias de los internos. Es así como Liliana Echeverri, psicóloga de atención y tratamiento del INPEC señala sobre este proyecto que resulta “clave la gestión emocional de los internos y es muy gratificante ver cómo con el pasar de los días, la agresividad de algunos muchachos que llegaron al proyecto es menor y el entusiasmo crece porque se sienten útiles”.  

En el año 2020, debido a la  contingencia mundial por el COVID-19,  se consideraron nuevas alternativas para la ejecución del proyecto. De esta manera, trasladamos nuestro plan de trabajo presencial a una modalidad análoga, a través de bitácoras, en la que exploramos las modalidades de facilitación que posibiliten las diferentes formas pedagógicas en medio de la urgencia global. En este período realizamos una serie de ejercicios, cuyo objetivo era desarrollar la libre expresión y reflexión sobre situaciones por las que los participantes de este proyecto estaban pasando en esos momentos. Por medio del dibujo y las palabras lograron plasmar sus emociones, y se manifestaron sobre esas situaciones difíciles por las que estaban atravesando en los momentos de la pandemia. Los ejercicios sirvieron como vehículo para expresar las emociones, pensamientos y reflexiones de cada uno.

Durante el año 2021, teniendo en cuenta la flexibilización de las medidas nacionales de cara al COVID-19, la forma de trabajo fue mayoritariamente presencial. En cada se abordó el tema de la representación diseminado en capacidades gráficas y habilidades psicosociales, que se trabajan de forma paralela: en cuanto a las capacidades gráficas, se trabajó el rostro en líneas y la figura humana en líneas, con actividades como el dibujo guiado del rostro, retratos, autorretratos, dibujo guiado de la figura humana, entre otros; en lo que respecta a las habilidades psicosociales, se abordó el tema de la identificación de emociones, la autoevaluación emocional, los símbolos y la identidad, para esto se han realizado actividades como el trabajo en parejas para identificar emociones en el otro, dibujos sobre el estado de ánimo, la exploración de referentes, la indagación sobre su identidad, entre otras. 

 

Para abordar estos temas, se realizaron talleres semanales con cada uno de los grupos, donde se apeló a la formación en técnicas artísticas, a la vez que se realizaron sesiones de trabajo psicosocial, con actividades que incentivaron el pensamiento crítico y la reflexión individual y colectiva. Igualmente, como grandes actividades de cierre de esta versión, se realizaron unas sesiones de muralismo con los beneficiarios, en los que se contó con la participación de artistas invitados. Adicional a esto, se realizó una exposición, en la que cada beneficiario pudo dar a conocer el resultado de un proceso derivado en un autorretrato simbólico, que consistió no solo en dibujar su propia silueta, sino representaciones propias, fruto de un constante ejercicio reflexivo sobre ellos mismos como individuos y como sujetos sociales. 

Para conocer la historia de Carlos Rojas, haz clic aquí.

Sección

Este es un párrafo. Haz clic en Editar texto o doble clic en el cuadro de texto para editar el contenido. Asegúrate de agregar cualquier información relevante que quieras compartir con tus visitantes.

Lista

Este es un párrafo. Haz clic en Editar texto o doble clic en el cuadro de texto para editar el contenido. Asegúrate de agregar cualquier información relevante que quieras compartir con tus visitantes.

Lista

Este es un párrafo. Haz clic en Editar texto o doble clic en el cuadro de texto para editar el contenido. Asegúrate de agregar cualquier información relevante que quieras compartir con tus visitantes.

Lista

Este es un párrafo. Haz clic en Editar texto o doble clic en el cuadro de texto para editar el contenido. Asegúrate de agregar cualquier información relevante que quieras compartir con tus visitantes.

Lista

Este es un párrafo. Haz clic en Editar texto o doble clic en el cuadro de texto para editar el contenido. Asegúrate de agregar cualquier información relevante que quieras compartir con tus visitantes.